miércoles, 3 de septiembre de 2008

De vuelta

Llega septiembre, llegan los reencuentros, las responsabilidades, los nuevos propósitos y un montón de nuevos retos. Echando la vista atrás, pienso que han valido la pena todos los llantos, las noches sin dormir, el sufrimiento y los malos ratos de este último año que me han llevado a ser como soy hoy. Para muchos un año tirado a la basura, para mi un año de crecimiento y sobretodo de despertar.
No puedo decir que no tenga miedo, ojalá pudiéramos despojarnos de nuestros fantasmas por un momento y poder tomar las decisiones correctas. Las decisiones están sobrevaloradas, no será la definitiva, ni la primera ni la última, ni la acertada ni la equivocada, sólo una mas de las muchas con las que nos topamos diariamente.

Me doy cuenta que gracias a los malos momentos, conseguimos sobrellevar las dificultades con un poco mas de optimismo, sin poner ningún listón y sabiendo que todo puede salir mal aunque quizás no nos golpee tan fuerte la caída.

Preparada para lo que vendrá? No demasiado, pero está vez no me tiemblan las manos.

De vuelta al blog, de vuelta a la universidad y de vuelta a las entrevistas de trabajo...
...nada que no pueda arreglar una bolsa de chuches de fresa y una coca cola.

11 comentarios:

Anónimo dijo...

HOLA!
SE TE HA EHCHADO DE MENOS :)
LA VUELTA SIEMPRE ES DURA
PERO ANIMO!
ES CIERTO
LA VIDA ESTÁ LELNA DE DECISIONES DIFICILES :)
BESOS

EGO dijo...

Hiperglucemia contra la depresión posvacacional. Se lo recomendaré a mis pacientes (cuando los tenga) jaja!
Bienvenida! besos

javixu dijo...

Hay que volver...sino que sería de nosotros... ánimo!!

Proyecto de Escritora dijo...

Hay momentos en la vida de una persona en los que solo la propia persona se da cuenta de lo fructifero que ha sido ese espacio de tiempo. Para mi cualquier experiencia te hacer creer, y las malas de ayer, de hacen fuerte para las de hoy.

Ánimo para afrontar un nuevo comienzo!

Besosss

Lycans Laqueus dijo...

Vaya, y yo que no he tenido vacaciones como comienzo?

Anímo para tu septiembre, octubre,...

un lobo cansado.

vversus dijo...

Las rutinas asustan a todos al principio. Volver a ellas siempre nos trae dolores de cabeza y fatiga...pero al final se agradece porque vivimos en una línea más o menos constante. Si nuestra vida fuera una montaña rusa no estaríamos tan cuerdos (o tan locos, según se mire).

Espero que este año te vaya todo muy bien y que afronteas cualquier cosa con mucho ánimo.

PD: muchas gracias por tu post. Me encanta esa canción de Oasis; dice mucho y muy real.

Un beso!!

Omega dijo...

Me encanta este optimismo pesimista. Nunca sabes que decisión te va a canviar la vida pero al fin y al cabo solo tenemos una vida para vivrla una sola vez y lo mejor que podemos hacer es aprovecharla tan bien como sepamos.

(8) Volver la vista atrás es bueno a veces, mirar hacia adelante es vivir sin temor (8) Todo lo que has vivido este año es solo un montón de recuerdos (bonitos, preciosos o todo lo contrario) que como fotos los guardarás en un el álbum y de vez en cuando los mirarás pero vivirás pensando en el futuro y que lo mejor está por llegar.

Con miedos de prudente indeciso, te deseo mucha suerte en todo lo que empieces.

Suerte en la vida y sé feliz!!

Loren dijo...

bueno a mi me gusta lo de volver a la rutina, lo de volver a mis cosas, mis horarios... ademas parece que el recuerdo de los buenos momentos de las vacaciones los voy agrandando cada vez que los recuerdo y me hacen sentir bien.
mmmm Las chuches... que gran invento para casi todo...

Luchida dijo...

Suerte en tu nueva etapa. Estoy deacuerdo en eso de las decisiones, están sobrevaloradas... Y sí, de los errores se aprende, de los disgustos, de las desilusiones, de todo :D
Que te vaya todo bien. Un beso.

Dr. Will dijo...

"ojalá pudiéramos despojarnos de nuestros fantasmas por un momento" Amé esa frase! hey y si a las fresas las acompañas con chocolate?! sería genial un gran beso!

*-x-*swiMmer*-x-* dijo...

felicidades por tu forma de pensar. me algro de ke seas feliz o vamos por tu optimismo

te deseo suerte

por cierto, ¿me das una?